¿Blogueros Sociedad Cooperativa?

 flock2

Quizás te encuentres en este grupo. Leíste o escuchaste que se puede ganar dinero con un blog. Con tiempo y esfuerzo resultó que sí, pero quizás los ingresos no compensen los esfuerzos. Y si te mantienes en esto es más por fe y afición que otra cosa. 

Quizás sea el momento de abandonar las individuales. Llevo de un tiempo a esta parte dándole vueltas a la idea de crear un blog entre varias personas. Déjame compartir los pros y contras que sucintamente resumo:

Pros:

Mayor Calidad, derivada de la especialización: Pongamos que Sabiduría y Vida (sabiavida.com), este mismo blog, tuviera cinco personas detrás. Fácil que alguna de ellas conozca mejor la ortografía, la gramática y esas cosas aburridas de la escuela. Pues bien, podría dedicarse a editar los artículos. Otras sabrían más de productividad o kaizen. Alguna tendrían gran facilidad para el haiku. Y no hablemos nada de las cuestiones técnicas de un blog que alojas por tu cuenta. Yo, por mi parte tengo que hacerlo todo y confiar que no lo hago muy mal.

Mayor Producción: El más obvio de todos los puntos. Es evidente que si somos tres personas y cada una escribe tres artículos por semana, tenemos nueve posts a la semana. Si además se añaden colaboraciones puntuales o, más o menos fijas, tenemos fácil cerca de 50 artículos al mes. Pero si además contamos con la especialización, resulta que la gente suele ser más ágil en aquello que hace mejor, casualidades de la vida.

Mayor Apertura al Mercado: (SEO, marketing y mentiras varias) ¿No es pesado anunciar un post en twitter, facebook, myspace, stumble-upon, etc, etc, etc? De nuevo entre varios sería posible tocar más bases y con más intensidad. No te digo nada si hay una “experta” en promoción entre vosotros

Menores costes por participante: Sí, ya sé que los costes de alojar un blog son muy modestos -vamos si uno lo compara con cualquier “negocio” ni te cuento. Pero hay otros posibles costes, como los promocionales (publicidad vamos) que entre varios se llevan mejor.

Mayor tráfico y Masa crítica: La constante actualización de un blog, el aumento de su calidad, el conocimiento de su nicho, la labor concienzuda de promoción, tienen como recompensa un aumento del tráfico a medio y largo plazo. Eso supone llegar a un momento de masa crítica en el que ya sería posible plantearse promocionar otros productos (lo cual no aconsejo mucho) o nuestros mismos productos, buscando así una manera de “monetizar” el blog.

Contras:

Personal: ¿Socios o freelance? Pues hay que buscar gente, ya sea como socios o freelance. Los primeros son difíciles de encontrar salvo que ya los conozcas de antemano. Los segundo un poco más sencillo, pero quieren cobrar dinero y normalmente no los conoces de nada.

Organización: En cuanto seáis más que uno hay que coordinarse entre sí. De lo contrario podía suceder lo que ocurre en estos casos de descoordinación. Que se repita, repita, repita, repita, la misma actividad por varios o que falt- al-o -n m-ch-s sec-iones d-l blo-. 

¿Y quién manda? Ya sé que somos muy posmodernos y nos gusta la democracia y todo eso, pero la democracia requiere compromiso y esfuerzo, capacidad de diálogo y ceder. Sí, ceder. O puedes montártelo en plan años 50, que unsea el  jefazo y los demás que obedezcan (suerte, la necesitarás).

El dinero y otros beneficios: Si no se tienen malo, el grupo pronto se disolverá. Ya sea monetarios o de otro tipo un blog, cualquier actividad, debe ofrecer algo a las personas a cambio de su esfuerzo. Supongamos que sea dinero, y supongamos que lo conseguís. Ahora hay que repartirlo. Bien, ¿y cómo? ¿Por número de palabras escritas o corregidas? ¿Por tiempo de trabajo? ¿Por resultados obtenidos por los e artículo individuales de cada uno que todos hemos promocionado? ¿A partes iguales?

El asuntillo jurídico y legal y papeleos varios. Podría crearse un blog sin forma jurídica, sin personalidad alguna. Y quizás mientras se esté explorando la idea pueda ser una buena forma de empezar. Luego, cuando se tenga claro que se quiere tener un negocio, habrá que ir a por ello y preocuparse también del tema de la propiedad (intelectual, “virtual”, marcas…) y la organización a efectos legales.

Una solución podría ser una Sociedad Cooperativa, dado que el mayor valor de un blog es el trabajo que aportarían sus socios y no tanto el capital, que en comparación sería mínimo. (Vamos, que hay blogs de éxito en sitios gratuitos). Habrían por supuestos gastos y que pensárselo bastante, pero es una opción, incluso para crearse uno mismo su empleo o empresa.

Bueno, pues he ahí mis pensamientos sobre el tema. Me encantaría conocer los vuestros.

Foto Cortesía

Este blog se ha mudado a su propio dominio en http://sabiavida.com Por favor, visitad el nuevo sitio y ajustad los enlaces.