Haiku del jueves: Sombras de nada

Gana el pintor

Que trabaja su arte

No mil bocetos

 

Dos mil bocetos

Ante un sólo cuadro

Sombras de nada

No os quejaréis, hoy nos ofrezco uno sino dos haikus, y como siempre, son antesala de un pensamiento. En este caso del kaizen. Sí, ya sé que voy un poco retrasado. Disculpadme, suelen pasar esas cosas cuando te ponen dos exámenes de oposición; las obligaciones blogueras quedan un poco descuidadas.

Bueno, al grano. Un peligro del kaizen es concentrarse en la mejora cuantitativa. Hacer más cosas. En mi caso, me había propuesto ir haciendo más y más artículos en mi blog. Mientras preparaba las oposiciones la cosa parecía buena idea. Pero ahora no tanto.

Veréis, ¿tendría sentido multiplicar ahora la producción de coches? De ninguna manera. ¿Merece la pena entrenarse cinco horas al día? Salvo que sea uno deportista profesional, no.

El kaizen, sí, debe ser mejora contínua. Pero, ¿hacia dónde? ¿Cuál es la meta? Hay que pararse a pensar. Yo creo que con 12 a 20 artículos al mes, a mi blog le irá bien. Ni vivo de esto, ni tengo capacidad para producidir más articulos interesantes al mes. (Y ya me gustaría que todos los fueran). Es cierto que problogger recomienda hacer varios al día, todos los días, pero se refiere a los que desean ganarse la vida con un blog.

También vosotros debéis plantearos cuáles son vuestros límites, según vuestros objetivos. Yo ahora me voy a centrar en mejorar la calidad de mis artículos. Una vez esté eso cumplido, ya me plantearé aumentar la cantidad.

¿Qué pensáis?