Truco: cómo liberarse de los malos hábitos.

Cortesia de Eliot Marc (I see you) CC -by -sa

Cortesía de Eliot Marc (I see you) CC -by -sa

¿Por qué estoy haciendo esto?

Morderse las uñas, comer algo dulce cuando se está nervioso, tomarse un café a las nueve de la noche, quedarse enchufado al ordenador. Muchos caemos en estas cosas que nos hacen daño y lo sabemos. ¿Por qué?

Compensan una necesidad.

Todas las cosas que hacemos tienen un fin. Al menos a corto plazo, los malos hábitos nos dan algo que queremos. Si no fuera así no las haríamos. ¿La prueba? Algunos os acordaréis de un líquido asqueroso que las madres nos ponían en las uñas. Si te mordías sabía tan mal que no tenías más remedio que parar. Funcionaban. Sin embargo dejaba al niño frustrado. ¿Por qué? Porque perdía una forma de calmar sus nervios.

Ser conscientes.

El niño apenas es consciente de nada de esto. El adulto apenas es consciente de nada de esto. Sí, has leído bien, caemos en las mismas cosas que los niños por la misma razon. Picoteamos y apenas nos damos cuenta hasta después de engullir. Curiosamente es el engullir o el masticar lo que nos calma. Compensamos con el placer del sabor muchos dolores de la vida, hasta emocionales.

El consejo que doy, por tanto, es que respires profundamente y te preguntes: ¿por qué estoy haciendo esto?

El consejo es viejo, ya lo sé. Pero es difícil de implementar, precisamente porque uno no es consciente de lo que le pasa. ¿Cómo conseguirlo? Muy fácil: organización.

  1. Toma una ficha o anota en tu agenda o en el frigorífico😉. Respiración. ¿Por qué estoy haciendo esto?
  2. Acostúmbrate a mirar esa nota varias veces al día, aunque el mal hábito no esté presente.
  3. Anota tus respuestas a esa pregunta.
  4. Al final de la semana revisa por qué. Quizás te lleves una sorpresa.

Contra el vicio de…

A la naturaleza no le gusta el vacío; a tí tampoco. Si no reemplazas el hábito malo por uno bueno, volverás a caer en el malo. Esto es así porque nos encantan las satisfacciones a corto plazo. Somos humanos y los humanos somos animales. Sé humilde. Recuerda, que el creecer fuerte es el primer paso para caer.

¿Qué buenos hábitos en concreto? ¿Cómo elegirlos? Ah, eso ya tendremos que dejarlo para un próximo artículo… o a tus comentarios, que seguro que tienes buenas ideas para compartir.

2 Respuestas a “Truco: cómo liberarse de los malos hábitos.

  1. Hey Miguel de Luis,

    I am not going to attempt to comment in Spanish. This is a wonderful post. I so agree that satisfactions enchant us in the short term and that they will return if we do not replace the bad habit by a good one.

    I try to teach my children this lesson each day. Mitchell is developing some “sloppy” organization skills in relation to his school work. We have been implementing some changes in this area.

    As far as the rest of the household, well we each have our share of things to work on. Life is about changes right.

    Oh, I do breathe deeply a great deal. This helps me so much.

  2. Hi Cricket😉

    You are always welcome to post in English or Spanish. We have no “language cops” in Spain that will arrest you if you make a mistake.

    Most kids become sloppy at their age because they can get away with it. I mean, school is structured enough that it compensates your lack of organization. But what they don’t realize; what I did not realize is that by being sloppy you end having to work MORE for the same or less results.

    Again, be welcome🙂

Los comentarios están cerrados.